Escapa de la contaminación sonora con Gastón Lafourcade

Querétaro, Qro., 14 de agosto de 2019.- Para escapar de la contaminación sonora actual, el Mtro. Lafourcade, clavecinista y organista, especialista en música barroca, ofrecerá –junto con la soprano Katia Reyes-  el concierto “Canciones de Amor y de Nostalgia”, el próximo sábado 17 de agosto a las 12:00 horas en el Centro Cultural Hangar, ubicado en campus Aeropuerto de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“Es difícil encontrar música de calidad, por eso estoy tratando de dar a alternativas a la que actualmente se toca en todos lados”, afirma en entrevista el también excatedrático del Alma Máter queretana, quien señala que él no se dedica a componer piezas musicales sino a dar a conocer las que ya existen.

“Son obras maravillosas, que muchas veces la gente no imagina que existan y que pueden producir una gran emoción”, apunta el Mtro.Lafourcade, quien adelanta que el próximo concierto se dividirá en dos partes: la barroca y la romántica. Mientras que en la primera interpretará piezas con clavecín; en la segunda, el instrumento a utilizar será el piano.

“Si tú me amas, si tú suspiras por mí querido pastor, me duelen tus martirios, me deleita tu amor, pero si tú piensas que yo debería amarte solo a ti, pastorcito, estás arriesgándote a engañar, eso no”, recita el intérprete de origen chileno, al señalar que las letras de las composiciones que se tocarán en el concierto tienen mucho de penas de amor y algo de picardía.

En el programa musical se incluirán piezas de Wolfgang Amadeus Mozart, Franz Schubert, Domenico Scarlatti y Johannes Brahms.

El Mtro. Gastón Lafourcade reconoce la labor que la UAQ está haciendo, a través de la Secretaría de Extensión Universitaria, para formar públicos y acercarlos a distintas expresiones artísticas; además de proporcionarles las herramientas para la creación y la interpretación, ya que, recuerda, antes de que la Máxima Casa de Estudios del estado adquiriera el piano de media cola marca Blüthner, gracias a donaciones del Patronato y empresarios, en toda la ciudad sólo el Conservatorio poseía un piano de calidad en condiciones de utilizarse.

“Y es que es un círculo vicioso: si no hay piano, no hay pianistas; y si no hay pianistas, no hay pianos”, opina el artista.

Con respecto a la formación de públicos, el Mtro. Lafourcade revira que, aunque el concierto se ofrecerá en un espacio universitario, no está dirigido únicamente a los jóvenes, sino también a las personas de mayor edad; aunque reconoce que las nuevas generaciones son las que están más expuestas al bombardeo de ruido masivo.