Jazz sigue apoderándose de las calles de Querétaro

Querétaro, Qro., 28 de junio de 2019.- Las celebraciones no se detienen en el Festival Internacional de Jazz de Verano 2019, donde Querétaro está siendo sede de conciertos, clases magistrales y ciclos de cine abiertos para el público en general. En su tercer día, los conciertos estuvieron llenos de las influencias de blues, electrónica, funk y jazz mounche, una de las tantas diversificaciones que tiene este género musical.

La jornada dio inicio con una clase magistral impartida por Alex Mercado, donde habló de la improvisación dentro del género y su contribución al imaginario individual y social. En el Cineteatro Rosalío Solano, se presentó el largometraje dirigido por Emma Franz, “Bill Frisell: A Portait”. En Plaza de Armas, se proyectaron los cortometrajes “Tempo rubato”, dirigido por Noelia Santos y “Kojo”, dirigido por Michael Fequiere.

El ciclo de conciertos dio inicio en el Jardín del Arte, donde se presentaron 2+2 Trío y Hot club México, esta última es una de las agrupaciones orgullosas de interpretar y difundir el trabajo heredado por Django Reinhardt, quién en conjunto con el violinista Stephane Grapelli, formaron en los años treinta el quinteto francés, Hot Club de Francia. 2+2 Trío es, por su parte, una agrupación de origen queretano que interpreta su propia música, buscando la originalidad en cada una de sus letras.

Plaza Fundadores se llenó de Jazz-Funk y electrónica al presentar a las agrupaciones Le Monqué Spazzuah, y a Javier Regalado & The Groove League, quienes están haciendo promoción de su primer producción, “Welcome to the Groove league”, donde podremos percibir la interacción entre los músicos y unas buenas líneas en el bajo eléctrico. Le Monqué Spazzuah no se queda corto, ya que es una agrupación dedicada al lenguaje de la síncopa del jazz, mezclándola con la energía del funk y atmosferas de electrónica.

 La Orquesta Sinfónica Juvenil de Querétaro hizo una presentación en el Teatro de la República, conformada por cincuenta jóvenes talentos que interpretaron piezas de la época. En el mismo recinto estuvo presente Saxodia Orquesta de Saxofones, agrupación que tiene el objetivo de dar a conocer las posibilidades del saxofón mediante las referencias sonoras de las Orquestas de Danzón y las Big Band, dando como resultado una sonoridad rítmica inigualable.

El lado gitano del jazz y la música alternativa instrumental hicieron acto de presencia en Plaza de Armas, con las agrupaciones Filulas Juz y Smoke Rings Quartet. Filulas Juz es una agrupación cargada de la influencia del rock, jazz, hip-hop, avant-garde, drum & bass y música electrónica, manifestados en una voz propia con sus improvisaciones y composición colectiva, desarrollando nuevas formas para afrontar la música en el escenario y el estudio. Smoke Rings Quartet, es una agrupación originaria de Guadalajara, dedicada a rescatar el legado gitano del jazz, a partir de la obra de artistas como Django Reinhardt y Stephan Grapelli.

No se puede negar enorme influencia y presencia de los estilos del Príncipe Gitano del Jazz, Django Reinhardt, cuya música conectó el jazz estadounidense con melodías interpretadas indistintamente por el violín o la guitarra, dando luz al Jazz Mounche o Jazz Gitano; y en el Noveno Festival Internacional de Jazz de Verano, hubo un espacio para conocer o recordar una de las muchas variantes del género, originada en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *